Sobre Minisiterio Internacional Jesus Es El Señor

Ministerio Internacional Jesús es el Señor Dios nos ha llamado a traer el Reino de Dios a Nebraska y las naciones, nuestra Pasión es predicar el evangelio por todos los medios posibles, cumplimiento de la gran comisión que el Señor nos ha mandado. entrenamos el cuerpo de Cristo para la obra del ministerio y la edificación del cuerpo de Cristo. Estamos hambrientos y apasionados por más de su Espíritu y sus manifestaciones; amamos tu Presencia. Te invitamos a formar parte del movimiento. ¡Dios está aquí y ahora!

Obdulio Felix

Pastor Principal

¡Un hombre de fe usado fuertemente en lo Sobrenatural, con Pasión por extender el Reino de Dios aquí y ahora! Creyendo que Dios es el mismo, ayer y hoy y siempre, el pastor Obdulio Félix sembró al Señor y creyó, a través de un edificio adecuado para la congregación en la que pastorea; Dios trabajó dándoles un edificio de 5 millones de dólares en solo 500 mil. Junto con su esposa, la pastora Yoliza Felix, pastorean el Ministerio de la congregación “Jesús es el Señor” en Omaha Ne., Junto con sus cuatro hijos, donde ambos son fundadores del ministerio.

Yoliza Felix

Pastora

Llamada al ministerio, incluso sin conocer los planes de Dios para sus vidas, ella y su esposo dejaron su país, familia y amigos para irse a vivir a Omaha Ne. para servir al Señor. La pastora Yoliza es una mujer muy empleada en la oración y la liberación, sirviendo al Señor y a su pueblo con Pasión por el Reino de Dios y su presencia. Ambos están bajo la Cobertura del Apóstol y La Profeta Ana Maldonado del Ministerio Internacional El Rey Jesús, desde marzo de 2013.

Ocupas una Oracion?

Hay momentos en que la vida es abrumadora, cuando todo lo que tenemos son preguntas. En esos momentos, la esperanza puede parecer lejana. Lo mejor de la oración es que cambia nuestra perspectiva hacia Aquel que está listo para escuchar. No importa a lo que te enfrentes, ¡nos encantaría orar contigo!

Material de Apoyo para tu Crecimiento.

¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios? ¿Por qué, pues, nos portamos deslealmente el uno contra el otro, profanando el pacto de nuestros padres?
Malaquías 2:10